tips de una mamá para empezar Baby-Led Weaning

En el primer post de esta serie les conté un poco de información básica sobre baby-led weaning: qué es, cuáles son sus ventajas y riesgos y de dónde salió esta manera de alimentar a los bebés (si te lo perdiste puedes leerlo aquí). Si has investigado un poco sobre este método y sientes que es algo que quieres hacer con tu bebé, en este post te comparto mis consejos y pasos para hacerlo!

*Antes de leer este artículo debes saber que no soy nutricionista infantil, health coach, ni mucho menos pediatra. Soy mamá, he tratado de informarme sobre el tema y he aplicado este método a mi manera con mi hija. Cualquier decisión sobre la alimentación de un bebé debe ser tomada muy a conciencia por las personas responsables de su cuidado y consultando siempre a su pediatra.

CUANDO EMPEZAR A DARLE ALIMENTOS AL BEBE

El momento perfecto para empezar a dar alimentos a tu bebé es cuando se combinan estas cosas:
– tu pediatra te ha dado el OK para empezar a ofrecerle alimentos
– tu bebé se sienta correctamente solo, prácticamente sin apoyo
– tu bebé ha cumplido los 6 meses
– ves que tu bebé tiene curiosidad por la comida

CONSEJOS PARA EMPEZAR BLW:

Toma un curso de primeros auxilios

Toda mamá debe estar preparada para manejar cualquier crisis, por eso es muy importante hacer un curso de primeros auxilios y mantenerse actualizada. Específicamente con BLW, todas las personas a cargo del cuidado del bebé que lo acompañen durante su comida deben saber cómo manejar un ahogo.

Relájate

Ten la seguridad de que la decisión informada de los padres es siempre la mejor decisión para un bebé.

Infórmate!

Aprovecha tus fuentes (pediatra, nutricionista, internet, amigos…) para informarte un poco sobre nutrición infantil, alimentos prohibidos, necesidades nutricionales, etc. Estar informada te dará siempre la tranquilidad necesaria para lograr cualquier cosa que quieras hacer con tus hijos.

Invítalo a comer

Antes de empezar a ofrecer alimentos a tu bebé, invítalo a comer contigo cada vez que puedas. Siéntate a comer y siéntalo en su silla (la silla de comer es el único equipamiento 100% necesario para practicar BLW). Disfruta, come y conversa con tu bebé. Cuando tu bebé te haga saber que quiere que le compartas tu comida (o que directamente meta su mano en tu plato), está listo para empezar exitosamente!

Relájate (parte II)

No presiones a tu bebé para comer, le transmitirás tus miedos y eso le hará desarrollar un rechazo a la comida, al momento de comer o a ciertos alimentos.

Prepara al bebé

Sentar a tu bebé a comer debe ser como llevarlo a una clase de estimulación temprana. Quieres que esté bien dormido y bien comido. Muchas mamás piensan que es mejor que el bebé tenga hambre al sentarse a comer para que coma bien. Al contrario, un bebé que no tiene hambre está de mejor humor, con mejor atención y disposición para disfrutar su nueva experiencia de comida. Los primeros meses, intenta darle una media lactada o media dosis de fórmula media hora antes de sentarlo a comer, para que tenga apetito y esté dispuesto a explorar!

No le hagas la cruz a la cuchara

Muchas mamás que practican BLW no usan la cuchara para nada y de hecho el método así lo predica (ya ven que les digo que cada mamá tiene que adaptar las cosas a su gusto?). En mi opinión, así como están imitando nuestros alimentos, cuando tengan su motricidad fina desarrollada podrán imitar nuestros modales. Para esto es bueno que la cuchara no sea un objeto extraño para el bebé, poniéndosela siempre cerca al momento de comer y de vez en cuando ofreciéndole unas cucharadas. Además, siempre habrá tipos de comidas y situaciones donde querrás alimentar con cuchara a tu bebé sin que la rechace.

Olvídate de los modales

Una preocupación de las mamás que practican BLW es que sus hijos permanezcan siempre comiendo como en los primeros meses, con las manos, regando todo y sin modales. Los modales vendrán después (te lo prometo!), a los 2-3 años cuando puedas empezar a inculcarle tus modales, pero al inicio el objetivo es explorar, disfrutar y desarrollar una relación agradable y sana con la comida, que es mucho más importante que los modales!

PASOS PARA INICIAR BLW EXITOSAMENTE

1- Introduce poco a poco los alimentos, en su manera más pura y de un tamaño que el bebé pueda agarrar en su mano. Inicia con solo 1 o 2 alimentos nuevos por comida y trata de prepararlos lo menos posible. Palitos de zanahoria hervidos, pedazos grandes de aguacate, arbolitos de brócoli enteros hervidos, carnes hervidas, frutas frescas en trozos, son todos buenas opciones para empezar.

2- Inicia con 1 comida (yo preferí el almuerzo porque era la comida más tranquila de mi día y podía dedicarle toda mi atención), luego agrega otra y finalmente agrega la tercera (la cena). Es mejor incorporar la cena de última, cuando ya tengan un poco de experiencia y sepan con qué alimentos le va bien al bebé. Nunca pruebes alimentos nuevos en la cena porque pueden caerle mal y dañar la noche de sueño para todos.

3- Ofrécele una variedad controlada de alimentos. Es importante estar muy pendiente de la reacción del bebé ante cada alimento los primeros meses para descartar alergias y sensibilidades. Muchas mamás deciden llevar diarios de comida de sus bebés para poder rastrear cualquier reacción. Por otro lado, es importante darle una variedad interesante al bebé para que pueda explorar, recuerda que al principio nos concentramos en la experiencia de comer sabores, texturas, colores y temperaturas diferentes.

4- Deja a tu bebé explorar pero mantente atenta mientras come. Debes estar siempre atenta y preparada para responder a un posible ahogo, pero al mismo tiempo no invadir su momento de comida. En las primeras comidas, evita meter alimentos en su boca, ponerlos en una cierta posición o moverle su mano hacia la boca. Déjalo explorar y siéntate a comer con él y disfrutar el momento.

 

4 COSAS PARA TENER SIEMPRE EN MENTE:

Hasta que cumpla su primer año, la principal fuente de alimentación de tu bebé es la LECHE (materna o fórmula). Por esto, hasta el año no debes preocuparte por su alimentación con sólidos. Dedica estos 4-8 meses a ofrecerle diferentes sabores, texturas, colores y experiencias a través de la comida y disfruta el proceso.

A veces puede parecer que una comida fue inútil porque crees que no comió gran cantidad, que solo hizo un desastre y desperdiciaste comida. Pero recuerda que hasta el año tu bebé está nutrido con su leche y piensa en las oportunidades de aprendizaje que salieron de esa comida.

Los bebés tienen estómagos pequeños y comen cantidades pequeñas! No esperes que se coma todo lo que le pones en el plato, eso solo te creará frustración. Más bien trata de ir ajustando la cantidad que cocinas para evitar el desperdicio.

Recuerda: tu deber como padre no es controlar lo que tu bebé come (no puedes hacerlo!), tu deber es controlar la comida que le ofreces. Intenta siempre ofrecerle la comida más saludable, variada y nutritiva a tu bebé, el resto del trabajo lo tiene que hacer él.

Espero que estos consejos y pasos sean útiles para ustedes!

Cualquier duda pueden dejarla en los comentarios abajo! En un próximo post, les contaré mi experiencia personal con baby-led weaning y por qué decidí hacerlo con Sofía 🙂

Suerte!

Gaby

¿Tienes preguntas o comentarios?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sin comentarios.