Tips para disfrutar más tu sala

Todos hemos visto esas salas ultra formales en las casas de nuestros papás y abuelos. Las que tienen adornos de cristal intocables y cojines que no se pueden deformar. Donde nadie que viva en la casa se atreve a entrar, a menos que venga una visita importante.

Hoy en día, las familias jóvenes gravitamos cada vez más hacia espacios que sean totalmente habitables y que podamos disfrutarlos al 100%. Nuestra generación ya entiende que la sala es un espacio para los que vivimos en casa (ya sean 2 o 5), que se puede utilizar casi todos los días y que cuando vienen visitas las invitamos a ser parte de nuestro estilo de vida. Nuestra sala es para nosotros y es un verdadero reflejo de cómo vivimos, armada con cosas que nos funcionan en nuestro día a día. Es un concepto muy estilo IKEA y de verdad que es una manera mucho más rica de vivir diariamente.

Te comparto unos tips que, sea cual sea tu estilo de decoración, te ayudarán a tener una sala más agradable para que la disfrutes todo el tiempo, con o sin visitas.

Invierte en una buena alfombra

Cualquier decorador te va a decir que la alfombra es indispensable porque unifica todo el ambiente de la sala (algunos hasta te dicen que compres la alfombra primero y los muebles después). Yo más que eso te lo aconsejo porque una buena y cómoda alfombra ¡te invita a sentarte en el piso! Y qué más rico que sentarte en tu sala por horas a chismear con tus amigas con una taza de té, o pasar la tarde leyendo en el piso con tu bebé…

Asientos para todos los gustos

Ten en tu sala diferentes tipos de asientos: suaves y duros, altos y bajos, con o sin respaldar… Así podrás tener la silla perfecta para cada actividad que quieras hacer (leer relajada, trabajar más recta en la computadora, ver televisión) y para las necesidades de cualquier invitado (embarazadas, niños, abuelitos).

Una mesa de centro generosa

Mucha gente cree que cuando tienes una sala pequeña debes poner la mesa más pequeña que encuentres. Pero en realidad, es mejor escoger una mesa de café grande y evitar otros muebles auxiliares. Cuando tienes una mesa amplia se aprovecha mucho más el espacio, puedes servir cosas y tener decoraciones al mismo tiempo, y eso crea un ambiente mucho más acogedor.

Libros que enamoran

Ten libros de diferentes intereses, ya sea en la mesa o en alguna estantería si tienes. Aunque no lo creas, los libros de mesa son super importantes para ayudar a crear un ambiente. Son conversation starters (inician una conversación) y son un reflejo de los integrantes de la casa. Escoge libros con muchas fotos que sean entretenidos para hojear y conversar a la vez. Si tienes, los álbumes de fotos familiares también son un éxito para recordar eventos y pasar un lindo momento.

Ten un pedacito de naturaleza

Sobre todo si vives en un departamento sin jardín, ten en tu sala algún elemento natural. Las flores y plantas (cortadas o en maceta si prefieres) dan calidez a los espacios, sobre todo si no tienes muebles de materiales naturales como madera o cuero.

Diferentes fuentes de luz

La luz de una sala es muy importante. Si es muy tenue aburre y puede dar sueño a tus invitados y definitivamente no podrás leer o trabajar. Si es muy intensa encandila y estresa. Tener diferentes fuentes de luz es clave para ajustarla al ambiente de la invitación y para que tu sala sea súper versátil para ti.

¡Paciencia!

No tienes que equipar todo al principio. Hay personas que se mudan y salen a comprar todo en un día y algunos hasta se llevan la sala tal cual está exhibida en la tienda, pero eso solo le resta personalidad y ambiente. Con el tiempo irás coleccionando adornos y objetos que de verdad te encanten, ya sea en viajes o por regalos o cuando encuentres cosas con las que te sientas identificada. Así irás armando una sala cálida, con personalidad e historia, y eso hace que quieras pasar más tiempo ahí.

Kid-friendly

¿Por qué todas las salas son restringidas para los niños? Si tienes hijos, tu sala es de ellos también porque son parte de la familia. Incluye algo para ellos que les haga sentir bienvenidos y que puedan usar cuando tú estés leyendo o con alguna visita. Así será verdaderamente habitable para todos.

Estos tips son útiles para salas grandes y pequeñas, modernas, clásicas, rústicas o minimalistas y no hay que vaciar la cuenta de banco para aplicarlos.

Espero que te sirvan y que disfruten su sala al máximo,
Gaby.

Gracias a Tanya Ermolaeva por una hermosa tarde tomando estas fotos con Sofía <3

¿Tienes preguntas o comentarios?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sin comentarios.