fbpx

Corazones de Pretzels y la Diversión del Food Craft

Food Crafts son las manualidades que se pueden hacer con comida para divertirse, presentar la comida de maneras diferentes y crear combinaciones de sabores. A muchos niños les gusta divertirse con food crafts y para muchas mamás es un truco para introducir alimentos y sabores nuevos de una manera divertida (sobre todo cuando se rehúsan a probar alguna fruta o vegetal).

El martes hicimos una linda actividad con temática de San Valentín y la pasamos muy bien. ¡Me encanta hacer este tipo de actividades con Sofía! No porque involucren azúcar, ni para enseñarle que los dulces son premios, sino porque son actividades que requieren varios elementos y que resultan en algunas cosas buenas. Les explico.

Esta actividad es corta y fácil pero requiere atención de parte de niño y mamá, lo que hace que termine siendo una actividad de tiempo de calidad y nos obliga a los dos a estar presentes (mindfully). El niño requiere concentración para aprender a ejecutar, para tener cuidado con los materiales y para adquirir nuevas habilidades para lograr hacerlo bien. También aprende sobre auto control y auto regulación. Físicamente, la actividad requiere conseguir materiales y organizarlos, que también son actividades interesantes para los niños.

La parte más importante es que se divierte mucho en el proceso. Le encantan los colores, las formas, las texturas y narrar lo que va haciendo y aprendiendo. Lo que resulta en que también sean oportunidades de desarrollo del vocabulario.

Y al final de la actividad ella termina con un sentimiento de logro y satisfacción muy grande, se siente orgullosa de su trabajo, lo muestra y además lo comparte con los demás.

Después llevamos estos pretzels a la fiesta de San Valentín de la guardería y armamos bolsitas para entregar a amiguitos, vecinos y otras personas especiales como su prima, su abuela y su niñera.

Sofía disfrutó mucho esta actividad y antes de dormir me dijo hoy fue un lindo día. La repetimos dos días después porque seguía emocionada, entonces hicimos otra tanda de pretzels decorados.

Para replicar esta actividad con tus hijos (o sobrinos, alumnos) necesitarás:

Materiales:

  • Alimentos para decorar: esta vez usamos fresas y pretzels, pero puedes decorar un sin fin de frutas y golosinas. (Otro día decoramos vegetales y les mostramos).
  • Cobertura de vainilla o de chocolate blanco: la ideal es la que se puede derretir en el microondas y se endurece un tiempo después.
  • Colorantes de alimentos: para hacer diferentes colores que le interesen a tu chiquito.
  • Toppings: para agregar (pegar) a la cobertura y tener varias opciones de decoración.

Pasos:

  • Decide qué vas a decorar y consigue todos los materiales.
  • Prepara los colores que deseas.
  • Usa una mesa amplia y si es necesario cúbrela con plástico, papel o un mantel.
  • Pon todos los materiales al alcance y enséñale a tu food crafter cuál es el punto de la actividad con mucha paciencia.
  • Hazle una demostración y luego otra completamente diferente, para que vea que puede dejar volar su imaginación y que todo se vale.
  • Luego toma un rol secundario, obsérvalo aprender y acompáñalo en su diversión.
  • Al finalizar, invítalo a que te ayude a limpiar.
  • Y luego dale un propósito al resultado de su trabajo (comérselo, compartirlo, tomarle fotos, guardarlo para el día siguiente, etc).

Espero que les haya gustado esta idea sencilla y divertida.

Un beso,
Gaby.

¿Tienes preguntas o comentarios?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sin comentarios.