fbpx

Rainbow Cake (Pastel de arcoíris casero)

Lo bueno se comparte, más cuando estamos en invierno, seguimos en plena pandemia y se trata de un pastel de-li-cio-SO lleno de colores y la más suave textura. Así que les comparto nuestra nueva receta de pastel de arcoíris para iluminar sus días.

El efecto de arcoíris se logra poniendo la masa de cada color por capas uniformes sin mezclarlas. Cuando el pastel entra al horno y empieza a subir hace la forma de arcos de colores y se ve hermoso. Puedes hacerlo con los colores que quieras dependiendo de la ocasión. También puedes usar el molde que quieras para hornearlo, pero el molde de rosca ayuda a que se cocine más uniformemente y con el efecto de capas y, además, es foolproof (casi imposible que te salga mal!).

Nota: esta receta se puede usar sin colorantes y quedas con una deliciosa y suave torta blanca. Es ideal para comerla solita, acompañarla con café en mañanas o tardes, usarla como base para cualquier otra combinación y decorarla como quieras.

Puedes dejar este pastel sin decorar (es la mejor opción para que te dure por más días y puedas ir cortando porciones), decorarlo con un glaseado chorreado encima, cubrirlo con frosting y sprinkles (puedes probar la receta de frosting de queso crema abajo) o servirlo con «nubes» de crema batida como en mis fotos (también dejo la receta abajo).

Rainbow Cake (pastel de arcoíris casero)

Un pastel fácil y casero con capas de colores del arcoíris, o una deliciosa masa blanca como base para cualquier combinación.
Prep Time 30 mins
Cook Time 40 mins
Total Time 1 hr 20 mins
Course Dessert
Cuisine American
Servings 12 personas

Equipo

  • Batidora eléctrica de mano
  • Molde de horno (preferiblemente tipo rosca/bundt)

Ingredientes
  

  • 140 g mantequilla sin sal al ambiente aprox. 2/3 taza
  • 280 g azúcar blanca aprox. 1 taza y 3 cdas.
  • 220 g leche entera al ambiente 200 ml, aprox. 1 taza
  • 1 1/4 cdita extracto de vainilla
  • 1/4 cdita extracto de almendra (opcional)
  • 340 g harina de trigo blanca aprox. 2 1/4 tazas
  • 1 1/4 cdita polvo de hornear
  • 1/4 cdita sal
  • 150 g claras de huevo al ambiente aprox. 5 claras de huevos medianos o 4 de huevos extra grandes
  • Colorantes comestibles de colores (líquidos o en gel)

Instrucciones
 

  • Precalentar el horno a 175*C o 350*F y engrasar y enharinar un molde de pastel (idealmente en forma de rosca/bundt)
  • En un bowl grande, batir la mantequilla a velocidad media-alta por 3-4 minutos hasta que esté más clara y cremosa.
  • Agregar el azúcar poco a poco batiendo a velocidad media-alta hasta mezclar bien.
  • En un tazón aparte, mezclar la leche, vainilla y extractos.
  • En otro tazón aparte, mezclar la harina, polvo de hornear y sal.
  • Batiendo a velocidad baja, agregar poco a poco la mezcla de harina alternando con la mezcla de leche y batir solo hasta combinar todo.
  • Aparte, batir las claras de huevo a velocidad alta a punto de nieve (hasta que se formen picos). Agregar a la mezcla y revolver con movimientos envolventes hasta combinar.
  • Para hacer pastel de arcoíris: dividir la mezcla en tazones según el número de colores que quieras usar. Agregar gotas de colorante en cada tazón hasta conseguir los colores y tonos deseados. Agregar cada mezcla de color al molde preparado y aplanar con una espátula o dando unos golpecitos contra el molde, cubriendo por completo el color anterior. Repetir hasta tener capas de todos los colores deseados.
  • Hornear por 35-45 minutos a 175*C, hasta que al insertar un palillo o cuchillo salga limpio.
  • Dejar enfriar y desmoldar.
  • Se puede servir por sí solo, con crema batida y frutas, o decorar con frosting.

Para hacer frosting blanco de queso crema:

Frosting de queso crema (azúcar reducida)

Después de muchos intentos por fin logré conseguir la receta perfecta de frosting de queso crema para decorar pasteles, galletas o cupcakes.
Este frosting lleva 1/4 del azúcar de lo que llevan las recetas regulares de frosting!
Entonces es ideal porque además de ser un poco más saludable (igual estamos hablando de frosting de azúcar!), tiene un sabor más rico a queso crema y no tanto a azúcar. El sabor se parece mucho al de mezcla de cheesecake antes de hornear (deli!).El resultado es un frosting suave que sí se pone más firme después, pero si necesitas que sea más firme para hacer formas específicas (con piping tips) entonces refrigéralo 30 minutos y después decora tus postres.Es super fácil de hacer, más rico y saludable que el regular y puedes refrigerarlo hasta 5 días.
NOTA:
El queso crema latino en general tiene mayor contenido de agua que el americano, por eso el americano casi siempre viene en bloque (tipo Philadelphia) y el latino casi siempre en envase plástico. Como el agua hace que el frosting sea menos firme lo ideal es tomar la cantidad de queso crema, ponerlo en una toalla de tela limpia y exprimirlo con fuerza como si fuera una camiseta mojada. Eso ayudará a sacar un poco de agua del queso crema y el frosting quedará con mejor consistencia.
NOTA 2:
Para que tu frosting quede liso y sin grumos, la mantequilla y el queso crema deben estar a temperatura ambiente para que se mezclen totalmente. Si la mantequilla está fría no se mezclará bien y dejará grumos amarillos en tu frosting. Espero que se animen a prepararlo para ocasiones especiales!
Your darling cook,
Gaby.
Prep Time 15 mins
Total Time 15 mins

Ingredientes
  

  • 320 g queso crema
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 4 cucharadas mantequilla sin sal
  • 1 taza azúcar pulverizada
  • 1 pizca de sal

Instrucciones
 

  • Exprimir el queso crema si es necesario. Ver nota!
  • Usar mantequilla y queso crema suaves, a temperatura ambiente. Ver nota 2!
  • Batir en una batidora eléctrica el queso crema y la mantequilla hasta mezclar completamente
  • Agregar el azúcar pulverizada y batir a velocidad media-alta por 4 minutos
  • Agregar la sal y vainilla y batir hasta mezclar totalmente

Para hacer la crema batida casera:

Es mucho más fácil de lo que pensamos! El truco está en poner la crema de leche, el bowl en el que la batirás y hasta las aspas de la batidora en la congeladora por 20 minutos antes de batirla. Y batir todo a velocidad alta. Recuerda que mientras más rica sea tu vainilla, más rica será tu crema batida.

Ingredientes:
300 ml de crema de leche fría
2-3 cucharadas de azúcar blanca
3/4 cucharadita de vainilla

Preparación:
1. Enfriar la crema, bowl y aspas de la batidora por 20 minutos en la congeladora.
2. Poner todos ingredientes en el bowl frío y batir a velocidad alta por 1-3 minutos hasta formar picos. El tiempo dependerá del espesor de tu crema y el clima. Ten cuidado de no sobre batirla!

Para hacer un glaseado con buena consistencia y que no sea empalagoso:

(Este glaseado para galletas funciona perfecto sin colorantes para este pastel, solo ignora las instrucciones para decorar galletas)

Glaseado para Galletas

Prep Time 5 mins
Total Time 45 mins

Ingredientes
  

  • 1 taza azúcar pulverizada/impalpable
  • 1 cucharada de jarabe de maíz o miel de abeja
  • 1 cucharada leche entera +2 cucharaditas aprox.
  • 3 gotas jugo de limón fresco

Instrucciones
 

  • En un bowl, colar el azúcar y eliminar los grumos duros.
  • Agregar 1 cucharada de leche, el jarabe o miel y el jugo de limón y mezclar con una cuchara.
  • Mientras la mezcla siga dura/seca, agrega 1 cucharadita de leche a la vez, revolviendo muy bien para asegurarte de no poner más de lo que necesitas y evitar que se ponga demasiado aguado tu glaseado.
  • Para asegurarte de tener la consistencia adecuada: pasa la cuchara por el fondo del bowl: si puedes ver el fondo del bowl un par de segundos está bien. Si lo ves por más de 5 segundos tienes que agregar un poquito de leche. Si no lo ves ni un momento se te ha pasado la mano de leche!

Para decorar las galletas

  • Divide el glaseado en cuantos colores quieras usar y tintura el glaseado con colorantes comestibles.
  • *Si quieres hacer colores muy intensos vas a necesitar varias gotas de colorante (si estás usando colorante líquido) y eso puede diluir mucho el glaseado. Para esto empieza con un glaseado más consistente, consigue el color que quieres y luego agrega unas gotitas de leche si es necesario.
  • Usa una bolsa de plástico duro o una manga de repostería para cada color que vayas a usar y corta un huevo pequeñito en la punta.
  • Cuando tus galletas estén totalmente frías usa el glaseado para decorar las galletas como gustes.

Tips para decorar

  • Me funciona mejor hacer un delineado en los bordes de la galleta y luego rellenar el interior.
  • El glaseado es mágico! Con un palillo de dientes puedes ir haciendo movimientos circulares para mezclar y que quede todo cubierto y liso.
  • Puedes darle pequeños golpecitos a la galleta para esparcir el glaseado.
  • Si te equivocas puedes solo limpiar la galleta con una toalla de papel o algodón y empezar otra vez.
  • Si quieres que los colores de la decoración se mezclen pon uno tras otro, mientras estén líquidos se van a mezclar solos. Si no quieres que se mezclen, espera a que se seque y endurezca el anterior antes de aplicar el siguiente.
  • Deja volar tu imaginación y la de los chiquitos! Enjoy!

Espero que se animen a hacer este pastel super fácil que queda WOW de sabor y de look! Si lo hacen no olviden taggearme para compartirlo y que más personas se animen a enamorarse de su cocina casera ♥️
Your darling cook,
Gaby

¿Tienes preguntas o comentarios?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recipe Rating




Sin comentarios.