fbpx

6 razones para hacer una Sesión de Lifestyle esta Navidad

La sesión de fotos de Navidad es la excusa perfecta para unir a la familia y capturar el momento. Cuando ves las fotos más adelante te das cuenta que sirven para recordar muchas cosas que pasaron ese año y ver cómo crecen los niños. Además son imágenes hermosas que puedes compartir con tus amigos y familiares de afuera que ven a tus hijos crecer (y a ti envejecer) a lo lejos.

El año pasado fuimos a nuestra sesión de fotos de navidad y no fue la mejor experiencia. El tiempo de sesión era de media hora por familia, con 5 minutos menos al inicio y al final y quedamos con una sesión de 20 minutos. En esos 20 minutos tuvimos que cambiar a Sofía de ropa y posar en 2 sets. Las fotos estaban previamente estudiadas y los fotógrafos nos decían dónde poner cada mano, en qué posición sentarnos y hacia qué lado mover la cara. Aunque nos preparamos cuidadosamente con las siestas, comida y demás, Sofía llegó a la sesión cara larga y sin ganas de tomarse fotos. Tenía 1 año y medio y ya no era esa bebé tranquila, pero tampoco una niña grande que sonríe y posa; era una toddler que quería independencia y tenía cambios de humor (y sigue siendo igual o peor este año jaja). Cuando nos entregaron las fotos unos días después ninguna nos gustó. No transmitían alegría ni esencia de familia, eran fotos de una familia incómoda en un set precioso donde se sentaron 100 familias más ese año. Cuando veo las fotos, aunque me da mucha ternura ver a Sofía más chiquita, lo que recuerdo es el set, los cambios de ropa y todo lo que tuvimos que posar, apurarnos y estresarnos de que las fotos no iban a salir lindas.

Así que este año decidí probar algo diferente para nuestra sesión de navidad: una lifestyle Christmas session. Después de conocerla y trabajar con ella este año, sabía que Tanya Ermolaeva tenía que tomar nuestras fotos. Quedamos súper contentos con el resultado así que decidí escribir este post para contarles sobre nuestra linda experiencia.

Qué es una lifestyle session?

Es una sesión de fotos en casa o en un lugar abierto donde lo que se busca no es conseguir fotos perfectas de estudio sino fotos de momentos de la vida diaria y las conexiones entre las personas. Es una manera más natural de inmortalizar momentos de la vida y guardar los recuerdos.

6 razones para hacer una sesión de Navidad tipo lifestyle

1. En casa todos estamos más cómodos.
Para los niños no es un plan muy divertido tomarse fotos. Y para la mayoría de papás tampoco jaja. Pero todos los niños juegan cómodos y tranquilos en casa o en un jardín/parque, dándole al fotógrafo muchas oportunidades para capturar sus caritas, gestos, ocurrencias y momentos lindos en familia.

2. Son TUS recuerdos.
Cada foto que recibimos este año es un recuerdo nuestro. De nuestro entorno, nuestra casa (bueno, en este caso era la casa de mi mamá), nuestro tiempo juntos. Y aunque para alguien que ve las fotos desde afuera pueden ser más o menos lindas, para nosotros cada foto dice algo muy personal que recordaremos gracias a ellas.

3. A tu manera.
Al contratar una sesión tipo lifestyle en tu casa o en el lugar que escojas puedes controlar la hora, el lugar de la casa donde la quieres hacer, puedes escoger qué tan coordinado o formal quieres el vestuario de la familia, si quieres hacer cambios de ropa y si quieres fotos de solo los niños, todos juntos, solo de pareja, un retrato, etc. 

4. Sin estrés y con flexibilidad.
En nuestra sesión llovió muchísimo y a las 5pm parecía que eran las 8pm, teníamos cero luz natural, pero tomamos las fotos adentro y no pasó nada. David tuvo una crisis de trabajo y tuvo que ausentarse media hora para resolverla por teléfono y lo esperamos y no pasó nada. Sofía se cortó un dedito del pie mientras jugaba esperando y tuvimos que calmarla, curarla y esperar a que se ponga de buen ánimo otra vez, y no pasó nada. Todos tenemos un montón de cosas con las que hacemos malabares día a día y no podemos controlar todas las variables, entonces fue perfecto para nosotros no tener estrés ni rigidez por una sesión de fotos. Tanya se portó espectacular y muy comprensiva con todas estas situaciones y sacó lo mejor del momento en toda la sesión.

5. Más es mejor
Aunque generalmente digo lo contrario, en esta situación creo que tener más fotos es mucho mejor. ¡En nuestra sesión del año pasado nos entregaron solo 5 fotos! Si ya vamos a hacer el esfuerzo de hacer una sesión, pensar en ropa para todos, peinarme y maquillarme, manipular horarios y reuniones, entonces quiero tener varias fotos de recuerdo. En una sesión de lifestyle, como hay muchos momentos entre todos y la familia se mueve libremente, hay más oportunidades de capturar momentos y por ende, tener más fotos. Como lo que se busca es espontaneidad y no perfección, salen más fotos lindas que quieres quedarte.

6. Para familias de todos los tipos
Muchas familias tienen hijos mayores que ya no se animan a hacerse fotos familiares. Hay familias más tímidas, familias más prácticas y familias más relajadas, que no les da ganas de ir a un lugar a tomarse fotos. Pero todas las familias pueden reunirse un día en su casa y dejar que un fotógrafo les tome fotos naturales. Familias con hijos adolescentes o con hijos adultos con hijos, familias con abuelos, familias con mascotas… todas pueden tener su sesión de fotos haciendo la actividad que más les guste, con la ropa que quieran, en su lugar favorito.

En caso de que les guste la idea de hacer una sesión tipo lifestyle esta navidad o más adelante, les dejo mis tips y aprendizajes por si les sirven.

6 tips para hacer una sesión de lifestyle en casa

  1. Llévalo con calma: mientras más natural y agradable sea todo, más se notará eso en las fotos y más lindo será el resultado de la sesión.
  2. Housekeeping: si la sesión es en tu casa no te preocupes de tenerla toda impecable. Escoge una o dos áreas de la casa donde quieras hacer las fotos y tenla a tu gusto, pero tampoco te vuelvas loca limpiando/quitando/moviendo cosas que cambien su hábitat natural, que es todo el punto de la sesión.
  3. Vestuario: tú decides qué tan sencillo o elaborado lo haces y cuántos cambios de ropa usar. Yo recomiendo usar máximo 2 cambios de ropa. No es la idea desperdiciar valioso tiempo del fotógrafo cambiándose de ropa.
  4. Hora y clima: depende de dónde vivas y cuál sea el clima, busca siempre que haya luz natural y que puedan salir a hacer algunas fotos fuera. Yo cometí el error de ponerlas en la tarde en Quito en invierno porque era cuando David podía salir del trabajo y terminamos usando flash y luz artificial. La próxima vez las haremos temprano en la mañana, a mediodía o durante el fin de semana.
  5. Fotógrafo: lo más importante! Escoge un fotógrafo con el que tengas química y que te sientas tranquilo llevando a tu casa. ¡Un fotógrafo que te caiga bien hace toda la diferencia! En nuestro caso Tanya es maravillosa y nos hace sentir muy a gusto a los 3.
  6. Música: tener un poco de música ayuda a relajarse y entrar en un tipo de humor. En nuestro caso pusimos música de Navidad (que a mí me encanta) y entre el frío, la decoración y la música nos sentíamos de lo más festivos.

Espero que les haya gustado leer sobre las sesiones familiares tipo lifestyle y que les sirvan los consejos si se animan a hacer una.

En caso de que vivan en Quito y tengan ganas de hacerse una sesión tipo lifestyle les recomiendo de todo corazón a Tanya Ermolaeva Photography. El paquete de sesión familiar dura 1 hora y reciben 35 fotos digitales y 3 impresas. Además Tanya nos ha dado el 10% de descuento para lectores de Days of Darling.

Les muestro algunos de mis recuerdos favoritos de esta sesión.

Cuando a Sofia le dio este brote de amor y nos aplastaba las carias haciendo su clásico sonido cuando se siente mimada.
Siempre recordaremos la curiosidad innata y maravillosa de esta chiquitina con esta foto.
Y con esta también. Intentando entender cómo funcionan los adornos navideños.
No es solo una foto cursi de papás, para mí es el recuerdo de una relación de pareja recuperada después de un año súper difícil. Amé cómo Tanya capturó esta mirada de complicidad entre nosotros en una de las 100 veces que Sofía salió huyendo de la foto.
El bolsillo del vestido de Sofía estaba lleno de GOMITAS! Así fue cómo logramos que se siente a tomarse esta foto con nosotros, en plena hora pico de hiperactividad.
Sofía con sus deditos lastimados y curitas de Olaf, y nosotros muertos de risa de todo lo que nos pasó en la sesión.

¡Felices fiestas!
Un abrazo,
Gaby

¿Tienes preguntas o comentarios?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sin comentarios.